Crítica de Exciter

Depeche Mode entra en el siglo XXI con un nuevo disco y lo que es más importante, nuevo estilo. Siempre han declarado sus integrantes que con cada disco intentan dar un nuevo giro a su música. Después de un demoledor, en todo el sentido de la palabra, Songs of Faith and Devotion, tras el cual Alan Wilder abandona el grupo y David Gahan sufre una caída en el mundo de las drogras, al que le sigue un esforzado, igualmente en todo el sentido de la palabra, Ultra, con el cual no realizaron ninguna gira (para eso habría que esperar algo más de un año, a la gira del Singles 86>98), ahora, cuatro años después y con toda la tranquilidad del mundo, aparece Exciter, otro esperado trabajo de uno de los mejores grupos Techno europeos.

Este disco lo comenzaron a gestar a finales de 1999, cuando Martin Gore mostró guitarra en mano a sus compañeros unas pequeñas muestras de lo que había compuesto por aquel entonces. Tras esa primera toma de contacto, quedaron en comenzar a grabar los nuevos temas a lo largo del año 2000. En el otoño de dicho año se pusieron a trabajar en un estudio de Los Angeles junto a Mark Bell, productor del disco, aunque ciertas partes del mismo fueron grabadas en otros estudios de Londres y Nueva York. Ha y que señalar que los tres componentes de Depeche Mode viven en lugares dispares; David Gahan en Los Angeles, Martin Gore en Nueva Yorky Andrew Fletcher en Londres, lo que significa que es complicado reunir a los tres de cara a producir un nuevo disco. Exciter estuvo terminado en el mes de Febrero del presente año.

El nuevo disco ofrece 13 cortes, de los cuales 11 son canciones propiamente dichas. El disco respira un nuevo estilo más distendido, tranquilo y eso se nota ya en la portada, diseñada por Anton Corbijn, habitual en estos menesteres. En este trabajo se le da más importancia a la voz, ademas de que se escucha a un pletórico David Gahan (él mismo declara que en este disco pudo cantar en mejores condiciones que en el anterior Ultra).

Como anticipo, Dream On muestra las líneas maestras del estilo creado en el disco, abriéndolo con un tema que va a mitad entre una base de sonidos electrónicos y una melodía acústica sencilla y clara. Y por encima de todo ello la voz de un Gahan más redondo que nunca. Tras este comienzo, Exciter discurre por un devenir de estilos donde predominan los temas lentos, cosa que ya de por sí es toda una novedad.

Shine es una canción a medio tiempo que sonará a la época del Violator. The Sweetest Condition muestra unas buenas bases musicales acústicas con voces de Gahan y Gore. Momentos más relajados llegan con When The Bod y Speaks, con un Gahan sobresaliente y una bonita guitarra. Recuerdos de I Feel You o Barrel Of A Gun llegan con Dead Of Night, el cual podría haber sido el primer single si llegan a hacer lo mismo que en los anteriores dos LPs. Después del ajetreo, momentos relajantes con Love Theme, un tema musical que cierra la primera parte del disco.

Freelove abre una segunda parte con un estilo más tecno, aunque sin dejar de lado la guitarra acústica. Este es un tema a medio tiempo y nuevamente con un Gahan pletórico y coros de Gore. Y precisamente llega Gore con uno de sus temas; Comatose nos muestra una vez mas las virtudes de M.L. Gore a la hora de interpretar, curiosamente en un tema muy tecno. El tema más discotequero de Exciter es I Feel Loved, donde encontramos unas potentes bases de lo más ‘Bacalao’ (aunque sin pasarse) y unas guitarras electrificadas. Breathe vuelve a poner las cosas en su sitio y nos muestra a un Gore en plan pletórico total, con bases a medio camino entre el tecno y el estilo acústico. La corta música de Easy Tiger nos sirve para dirigirnos al final del disco.

I Am you es un estupendo tema tecno que va ganando cuerpo a medida que se escuchay donde Gahan, literalmente, se sale. Exciter se despide con un temazo, como no podía ser de otra manera. Goodnight Lovers es una maravillosa balada con una sencilla base musical, unos coros redondos y un Gahan poniendo sentimiento.

Exciter es un disco diferente. No se parece nada a otros trabajos de la banda. Curiosamente, aunque parezca lo contrario, este nuevo trabajo tiene mucho tecno, aunque reforzado con elementos acústicos. Un buen disco que gustará a los fans del grupo y que permitirá a Depeche Mode acaparar un mas amplio abanico de público.